Montesinos fue desafiante y eligió derecho al silencio

El condenado Vladimiro Montesinos, otrora mano derecha del ex presidente peruano Alberto Fujimori durante su gobierno, exculpó a éste de toda responsabilidad en las matanzas de las que es acusado -La Cantuta y Barrios Altos, con 25 muertos, y el secuestro de un periodista y un empresario-, al acudir como testigo principal en el proceso contra el ex líder.

Tras comparecer ayer durante más de dos horas, Montesinos anunció sorpresivamente que no volvería a declarar y que se acogía al derecho al silencio. Su decisión dejó atónitos a los jueces que expresaron su “disconformidad” por no haberlo manifestado al inicio de su presentación, por lo que fue acusado de causar un “desequilibrio” en el juicio.

El abogado Ronald Gamarra, de la parte acusadora, afirmó que Montesinos sólo asistió “para limpiar a Fujimori” de las acusaciones, lo que demuestra que “siguen siendo socios y cómplices”.

En la audiencia Montesinos dijo que era un “analista de inteligencia” que presentaba informes al jefe de Estado, quien “con gran criterio” tomaba las decisiones adecuadas. “No me va a sacar ni una letra en temas de inteligencia”, respondió Montesinos, quien durante el interrogatorio se mostró altivo y desafiante. El juez San Martín se vio obligado a intervenir varias veces para contener roces entre el fiscal y el testigo, a quien demandó guardar la compostura. AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *